(57) (5) 304 9254 info@telemarcar.com

La videovigilancia o CCTV (circuito cerrado de televisión) representa el segmento más grande de la tecnología de seguridad

Las cámaras de video se utilizan para observar un área, conectadas a un dispositivo de grabación o red IP y monitoreadas en una sala de control. Hoy en día  tecnologías de videovigilancia se utilizan para mucho más que  la detección de delitos, la video vigilancia aporta soluciones en diversas áres, tales como la gestión del tráfico y el control de multitudes.

¿Qué es una cámara de seguridad CCTV?

En su forma más real, una cámara CCTV es una cámara de video analógica que transmite señales a través de un cable coaxial a una única ubicación central para monitoreo, grabación y análisis de video. Si bien la tendencia reciente es un impulso hacia las cámaras de red IP, las cámaras de CCTV todavía se usan ampliamente y ofrecen una respuesta rentable a muchos escenarios de vigilancia comunes.

La tecnología de CCTV ha existido desde la década de 1940, y se convirtió en un elemento importante en la industria de la seguridad alrededor de 1970. Actualmente hay modelos de cámaras de seguridad de CCTV para prácticamente cualquier aplicación de vigilancia. Las dos categorías principales de cámaras de CCTV son cámaras fijas y modelos de panorámica / inclinación / zoom que pueden rotar horizontal y verticalmente para cubrir más área.

Pros y contras de la vigilancia analógica

En estos días, hay mucho en qué pensar al armar un sistema de video vigilancia. Y la primera pregunta en la mente de la mayoría de las personas es «¿Voy con cámaras analógicas tradicionales o cámaras de red IP?» Hay ventajas y desventajas de ambas opciones. Centremos nuestra atención en las cámaras de vigilancia CCTV analógicas.

Pros de CCTV analógico

Menor costo inicial: en la mayoría de los casos, las cámaras analógicas cuestan menos por adelantado que las cámaras de red IP.

Compatibilidad generalizada: mezclar y combinar modelos de cámaras y equipos de vigilancia de diferentes fabricantes es fácil con una cámara de seguridad CCTV analógica.

Las cámaras analógicas tienden a manejar situaciones de poca luz mejor que las cámaras IP en promedio, aunque la tecnología de cámara IP está mejorando en este sentido.

Contras de CCTV analógico

Cableado costoso: para aplicaciones de vigilancia a gran escala, las cámaras analógicas requieren esquemas de cableado complicados que pueden ser bastante costosos y difíciles de instalar.

Funciones limitadas: muchas de las funciones avanzadas ahora disponibles con cámaras IP (por ejemplo: resolución de megapíxeles, zoom digital y análisis de video) no están disponibles en los modelos de CCTV analógicos.

Por todo lo anterior es importante antes de decidir que sistema de video vigilancia implementar en su empresa u hogar, contactar con el personal experto de Telemarcar S.A.S.

Contáctenos y con gusto le brindaremos una asesoría personalizada.

Contáctenos:
(+57) (5) 304 9254
(310) 632 4311
info@telemarcar.com